¿Tiene tratamiento el bruxismo?

La vida moderna, trae consigo un sin número de exigencia que muchas veces sobrepasan las condiciones humanas. Si partimos que, el ser humano producto de estas exigencias, acumula durante las día a día tensiones no manejadas y, al llegar las horas nocturnas, se producen en la boca como una respuesta inconsciente, a esto se le conoce con el nombre de bruxismo.

Afortunadamente, el avance en el área de odontología, ha descubierto métodos de atención a tal condición, a fin de evitar mayores daños en la cavidad bucal, parte de ello, son las férulas dentales.

El factor conocido como disfunción temporomandibular, cada día es más conocido en atención clínica de fisioterapia y en consulta odontológicas, siendo una de las manifestaciones más notorias, la dificultad para masticar, atascamiento de la articulación mandibular y chasquidos recurrentes.

Le invitamos a conocer más acerca de este efecto recurrente llamado bruxismo y cómo tratarlo.

 ¿Tiene tratamiento el bruxismo?          ¿Por qué se origina el bruxismo?

La combinación de factores físicos y psicológicos están asociados a la presencia de presión mandibulo-facial; existe otro tipo de propensión de orden genético que, se expresan por largas generaciones.

Sus orígenes básicamente, se deben a factores externos que condicionan el procesamiento de las emociones, miedo, ansiedad, angustia, rabia, tensión y/o estrés.

De tal manera que las personas, debemos procurar hábitos de vida más armónicos, a fin de obtener mejores resultados y canalización de la emoción.

Dentro de la rama del bruxismo tratamiento, existe la modificación de hábitos e incorporación de rutinas como el estiramiento facial, ingesta de vitaminas entre otros.

 

Consecuencias de no tratar el bruximo

Cuando se dejan pasar este tipo de manifestaciones (tensión no canalizadas), no existen males mayores que puedan trascender y afectar área de su vida, no obstante, es importante lograr hallar métodos o herramientas prácticas que aminoren tales manifestaciones, dado los gastos que genera los tratamientos odontológicos (coronas, desgaste de dientes, restauraciones) que suelen ser cuantiosos.

 

Cinco tratamientos para el manejo del bruxismo

A detallar:

  1. Uso de férula dental

Se refiere a la colocación de un aparato generalmente rígido, el cual será diseñado de acuerdo con sus medidas y forma dental, su función principal será amortiguar la mordida mientras descansa durante las horas nocturnas.

Con el uso de la férula dental, usted podrá reducir los dolores de cabeza y musculares a nivel de cuello y oído.

 

  1. Masajes

El masaje mandibular implica movimiento en forma redondeada, de esta forma se aflorará toda la tensión acumulada de adentro hacia fuera.

Antes de dormir, será necesario de modo automático (rutina) aplicar los dedos pulgares ejerciendo leve presión sobre los laterales de la mandíbula; lo podrá hacer al mismo tiempo con ambos pulgares o con un solo dedo.

  1. Elección de almohada correcta

La posición ideal será soportar no solo el cuello, sino además el omoplato o zona del trapecio.

La altura ideal deberá ser de 10 a 13 centímetros, contribuirá a que la mandíbula no realice la presión y soporte posterior del cuello.

Lo importante, es mantener la cabeza y el cuello en línea recta con la columna vertebral, de esta forma, se conseguirá el debido posicionamiento lateral de mandíbula.

  1. Ingesta de vitamina

Tanto la vitamina D como el grupo A, B y C, son esenciales para el saneamiento de las encías y dotación de fósforo, calcio y flúor.

Por otra parte, alimentos yogurt, fresas, zanahoria y apio, son potentes aportadores de los nutrientes necesario para fijar tales vitaminas.

 

  1. Ingesta de alimentos

¿Qué pasa cuando ingerimos alimentos duros?  Por lo general, alimentos como frutos secos o productos tostados, desgastan los dientes provocando fracturas y dolor articular.

Una de las razones de la ingesta considerable de calcio, es para precisamente fortalecer el sistema óseo, no obstante, si se abusa de la masticación forzosa

 

 

  • Leave a Comment